Categorias


EL PRENAUTA ALONSO SÁNCHEZ

EL PRENAUTA ALONSO SÁNCHEZ

El extraño viajero que llegó a América antes que Cristóbal Colón

En una época donde los límites de nuestro mundo se encontraban en el horizonte trazado por el mar, se gestaban gran cantidad de leyendas sobre lo que podrían ser los confines del planeta. Desde un remolino enorme que podía engullir a los navíos hasta la posibilidad de salir expulsados hacia la nada, el hombre siempre ha tratado de explicar su entorno en medio de sus limitaciones. 

ALONSO SÁNCHEZ

La historia nos sitúa en los años posteriores a la llegada de Colón a América en 1492, momento en el que comenzaron a surgir diversos escritos que planteaban el arribo de un viajero anónimo a esta parte del planeta. Una de las primeras referencias históricas vino por parte del fraile dominico Bartolomé de las Casas, quien en uno de sus textos habló sobre un barco que llegó a estas tierras, luego de haber sido desviado por violentas tormentas que lo sacaron de un curso que inició en Europa.

Otro de los relatos sobre este hecho, se puede rastrear en la obra “Décadas del Nuevo Mundo” del cronista de italiano Pietro Martire d'Anghiera. En su narración, comentaba que Colón había recibido unos papeles por parte de un navegante enfermo en 1475, donde manifestaba su llegaba a nuevas tierras tras extraviarse en altamar. 

Pero este viajero anónimo cobraría una nueva dimensión gracias a las letras del escritor e historiador peruano Gómez Suárez de Figueroa, más conocido como Inca Garcilaso de la Vega. En su libro “Comentarios Reales” publicado en 1609, hizo referencia a un viejo relato que escuchó por parte de conquistadores españoles en su infancia. 

ALONSO SÁNCHEZ

Según sus palabras, Alonso Sánchez era un navegante quien realizaba recorridos frecuentes entre Madeira (Portugal), las Islas Canarias (España) e Inglaterra. En uno de sus habituales viajes, una tormenta obligó a su tripulación a desviar su rumbo llegando a lo que hoy en día conocemos como Santo Domingo. Al tocar tierra, los aborígenes de la isla los agasajaron brindándoles alimentos, oro y algunas de sus mujeres, al considerarlos dioses provenientes del mar. 

Tras unas semanas de reabastecimiento, Sánchez y sus marineros se adentraron nuevamente en el océano durante un mes hasta llegar a la isla portuguesa de Porto Santo, donde coincidencialmente vivía el navegante genovés Cristóbal Colón. Delicado de salud por la ardua travesía, Alonso Sánchez compartió su historia y conocimientos con el italiano quien pasaría a la posteridad como descubridor de América. 

Aunque este relato ha sido sujeto a discusión por diversos historiadores a lo largo de los siglos, lo cierto es que en nuestros días se puede ver un monumento en homenaje a Alonso Sánchez en los Jardines del Muelle en Huelva, España. 

ALONSO SÁNCHEZ

La historia oficial está plagada de hechos irrefutables y también de grandes omisiones. Quizás la leyenda que nos habla del prenauta Alonso Sánchez, demuestra que hay muchas verdades que se quedan por fuera de las enciclopedias que albergan nuestro conocimiento. 

Alejandro Bernal

CALENTAMIENTO GLOBAL AMENAZA LA PRODUCCIÓN AGRÍCOLA DEL MUNDO

CALENTAMIENTO GLOBAL AMENAZA LA PRODUCCIÓN AGRÍCOLA DEL MUNDO

LA INMORTALIDAD DEL ALMA A PUNTO DE SER COMPROBADA POR LA CIENCIA

LA INMORTALIDAD DEL ALMA A PUNTO DE SER COMPROBADA POR LA CIENCIA