Categorias


LA MAGIA DE LA OSCURIDAD

LA MAGIA DE LA OSCURIDAD

Del Samhain al Halloween

Susurros en una lengua incomprensible rompían el silencio de la noche. Eran las palabras mágicas que tan sólo sabían pronunciar los druidas. En torno a gigantescas agujas de piedra, aquellos hombres realizaban sortilegios en honor a los dioses que gobernaban las estrellas. Todo el pueblo se arremolinaba alrededor de la ceremonia. Una nueva etapa estaba a punto de comenzar. Una fecha en la que el hombre estaba más cerca del más allá que en cualquier momento del año. Era el Samaín o Samhain, la fiesta celta que señalaba el fin de las cosechas y el comienzo de su particular año nuevo. Marcados por la llegada del otoño, aquellos días perdían la luminosidad del verano y de repente, la noche tenía más horas que el día. De esta manera el hombre primitivo entendía que era parte de un universo mucho más grande, infinito, enorme, cambiante y en continuo movimiento. Y cómo de repente la oscuridad vencía a la luz, aquello se interpretó como la época más propicia para hablar con los muertos. 

MAGIA

El antiguo mundo celta ocupó gran parte de Europa hasta que fue desplazado por el avance de Roma. Rudos guerreros a la vez que druidas, conocedores ancestrales de los secretos de la tierra, su legado mágico ha llegado hasta nuestros días en forma de una fiesta pagana que poco tiene que ver con la primitiva pero que, sin embargo, recoge buena parte de aquel viejo anhelo. El antiguo Samaín duraba varios días, y terminaba con lo que se denominaba “la fiesta de los espíritus”, la noche en la que los chamanes entraban en trance para hablar con el alma de los que habían partido. De esta forma la muerte se acercaba a la vida, los que se fueron regresaban por un instante con nosotros y nos daban mensajes. Misivas que nos describían como era ese incierto más allá… un mundo del que un día, todos seremos parte. 

La llegada del cristianimo intentó terminar con todo esto, pero obviamente no lo logró. Así que en el siglo IX después de Cristo, se instauró la festividad de “todos los santos” o “día de los difuntos”. Queriendo convertir lo pagano en divino. Pero por encima de pagano o divino una festividad así nos muestra lo que es humano. 

MAGIA

No hay nada más humano que sonreirle a la muerte, ya que nuestra vida es efímera, y el final puede ser ahora mismo. Desdramatizar el momento de nuestra partida, tomarnos el más allá con sorna, por encima de que exista o no, un cielo o un infierno. Ese es a día de hoy, parte del alma de Halloween. Contarle a nuestros hijos que los fantasmas y los espectros pueden ser positivos, que podemos jugar con ellos. Tal y como hace miles de años hacían los druidas, que entrando en un trance hablaban con los difuntos sin terror alguno. 

La muerte, el fin, el más allá, ha sido utilizado por diversas religiones como una amenza pavorosa. De esta forma hacíamos en vida, sin rechistar, lo que los poderosos nos pedían. Nuestra recompensa estaba en el más allá, que podría ser terrorífico si no hacemos caso. Una forma simplona pero efectiva de manipulación que ha llegado hasta nuestros días. 

No sé ustedes, yo me inclino por tomarnos esta vida con una sonrisa, y la que viene, que no dudo de que exista, con una mirada inquieta a la vez que amable. Un sitio donde no tendremos limitaciones, donde reecontarnos con los que se han ido. Un mundo donde disfrutar de una felicidad eterna, sin tapujos, sin ataduras, sin que nos pidan explicaciones por ser nosotros mismos.      

Juan Jesús Vallejo

LOS PERROS INTENTAN COMUNICARSE CON SUS EXPRESIONES FACIALES

LOS PERROS INTENTAN COMUNICARSE CON SUS EXPRESIONES FACIALES

RAYOS CÓSMICOS REVELAN UNA CÁMARA SECRETA EN LA GRAN PIRÁMIDE DE KEOPS

RAYOS CÓSMICOS REVELAN UNA CÁMARA SECRETA EN LA GRAN PIRÁMIDE DE KEOPS