Categorias


AMITYVILLE

AMITYVILLE

Sucesos paranormales en el corazón de Estados Unidos

Existen hechos anómalos que superan el guión de cualquiera de las películas más terroríficas de todos los tiempos. Lo acontecido en Norteamérica durante la década de los 70, ha marcado la historia del misterio para siempre  en una zona donde ocurrieron asesinatos en extrañas circunstancias y apariciones espectrales.

AMITYVILLE

Transcurría el 13 de noviembre de 1974, en Amityville, Nueva York, cuando  Ronald Defeo irrumpió en Harry's Bar gritando que sus padres habían recibido disparos. Las autoridades acudieron a la zona y descubrieron los cuerpos de seis personas ejecutadas en sus camas. Luego de encontrar las pruebas necesarias para inculpar al joven, Defeo fue capturado y sometido a juicio, donde confesó haber escuchado extrañas voces que lo impulsaron a jalar el gatillo.

Pero este hecho desconcertó a los investigadores, quienes nunca encontraron una explicación sólida para determinar cómo un individuo pudo quitarle la vida a seis personas dentro una comunidad residencial de lujo, donde nunca se escucharon los disparos. Adicionalmente, las víctimas no mostraron signos de lucha y los análisis toxicológicos descartaron la posibilidad de que la familia estuviera drogada, añadiendo mayor enigma al suceso.

Los años pasaron pero el mal se quedó allí y se volvió a manifestar; más exactamente el 18 de diciembre de 1975, la familia Lutz se mudó a la antigua casa Defeo. Desde la primera noche que pasaron allí, la familia percibió un ambiente enrarecido, motivo por el cual llamaron a un sacerdote para que bendijera su nueva morada. Mientras el clérigo realizaba su labor, pasó por un cuarto donde escuchó una voz siniestra que le dijo “¡fuera de aquí!”, razón por la cual se estremeció y recomendó a sus moradores no utilizar esa habitación.

AMITYVILLE

En cuestión de días la personalidad de los nuevos habitantes de la casa cambió drásticamente. George Lutz percibía un frío constante y se la pasaba todo el tiempo alimentando la chimenea, cambiando radicalmente sus hábitos de aseo por lo cual, su salud y la de su esposa Kathy disminuyeron drásticamente. Por su parte la pequeña Missy Lutz, comenzó a pasar mucho tiempo en su habitación jugando con un amigo imaginario. Ella lo describió como un cerdo de ojos rojos llamado Jodie, quien podía cambiar su tamaño y forma, siendo a veces más grande que la casa. Según Missy, Jodie afirmaba que no podía ser vista por nadie a menos que ella lo quisiera. 

Días después, malos olores emanaron de diferentes lugares de la casa y aparecieron manchas negras en los inodoros y accesorios de cerámica. Kathy fue tocada por una fuerza invisible y mientras cientos de moscas aparecieron en la sala de costura a pesar de estar en pleno invierno.

Durante tres noches no consecutivas, George despertó en la madrugada y observó a su mujer levitando sobre la cama. En aquella oportunidad, el rostro de Kathy cambió luciendo como una mujer de ochenta años. Las arrugas habían marcado su rostro y su pelo estaba completamente blanco, sin embargo, estos rasgos desaparecieron al día siguiente. Por su parte en la segunda experiencia, Kathy quedó marcada por una especie de quemaduras que iban desde debajo de su pecho hasta el pubis.

AMITYVILLE

Otro de los sucesos más recordados involucró a Jimmy (hermano mayor de Kathy) y su esposa Carey, quien despertó gritando en una noche en la que se quedó en la casa maldita,  tras observar a un niño que le tocaba los pies y le decía que le ayudara porque estaba muy enfermo. También se vivió una incipiente actividad poltergeist, caracterizada por movimiento anómalo de puertas, ventanas y objetos que se encontraban dentro de la casa. Finalmente de las paredes, cerraduras y puertas comenzó a salir una sustancia gelatinosa de color verde conocida como ectoplasma y la figura espectral de un niño fue fotografiada por los investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren.

Horrorizados por lo ocurrido, los Lutz abandonaron la casa luego de 28 días de estadía. Lo ocurrido en esta zona de Nueva York ha inspirado una gran cantidad de libros y películas que han intentado recrear los sucesos. Quizás la oscuridad que rodea esta casa, continué esperando nuevos huéspedes que alimenten su leyenda negra.

Alejandro Bernal

HALLAN TORTUGA CAIMÁN DESPUÉS DE 30 AÑOS

HALLAN TORTUGA CAIMÁN DESPUÉS DE 30 AÑOS

ASÍ FUNCIONA EL CEREBRO DEL ROBOT CON CIUDADANÍA

ASÍ FUNCIONA EL CEREBRO DEL ROBOT CON CIUDADANÍA