Categorias


CAMELLOS DE PIEDRA DE HACE 2.000 AÑOS EN EL DESIERTO DE ARABIA SAUDÍ

CAMELLOS DE PIEDRA DE HACE 2.000 AÑOS EN EL DESIERTO DE ARABIA SAUDÍ

Un camello tallado en una colina del desierto de la península Arábiga

Desde hace dos mil años las figuras de unos camellos tallados a tamaño real y en tres dimensiones habían permanecido ocultas en unas rocosas colinas en el desierto de la península arábiga. Supervivientes con achaques a las duras condiciones del entorno y elevadas a piezas maestras del arte rupestre local, un equipo de investigadores franceses y saudíes acaban de hallarlas en una zona remota de Arabia Saudí.

15190599222171.jpg

Los descubrimientos, ubicados en un área que ha permanecido virtualmente sin explorar, son verdaderamente únicos", reconoce Guillaume Charloux, investigador del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS, por sus siglas en francés). Las esculturas, esculpidas en la roca de tres promontorios y algunas incompletas, se hallan a 8 kilómetros al norte de la ciudad de Sakaka, en la provincia de Al Jawf, en el noroeste de Arabia Saudí.

El emplazamiento -una propiedad privada bautizada ahora como el lugar del camello, alberga la representación de al menos once dromedarios, dos burros y un animal aún no identificado con apariencia cercana a la de un caballo. Se trata, según los investigadores que inspeccionaron el páramo entre 2016 y 2017, de esculturas "realistas y de gran profundidad" que han resultado destruidas parcialmente por la erosión natural y la actividad humana.

merenguemilengue_india_rajastan_pushkar_feria_camellos_contraluz_fotografía.jpg

"Es obviamente obra de escultores expertos que respetaron las proporciones", confirma Charloux. Los animales desfilan por las colinas libres de cargas, "en posturas activas y en un entorno natural". El estudio, publicado este mes en la publicación Antiquity constata que las figuras se alejan de la tradición árabe oficial de representaciones "esquemáticas y bidimensionales" y de las localizadas en otros yacimientos saudíes y sugiere la influencia de la cultura de las poblaciones vecinas Parta y Nabatea, con la ciudad jordana de Petra como icono.

Por encima de todas, los científicos destacan una de las escenas. "No tiene precedentes. Muestra a un dromedario que se encuentra con un burro, un animal que rara vez es representado en el arte rupestre", subraya la misión, que ha relacionado el emplazamiento de las figuras con la existencia de antiguos lagos y rutas comerciales. "El lugar -agrega- puede ser considerado ahora como una muestra destacada del arte rupestre saudí en una región especialmente propicia para hallazgos arqueológicos".

4D0.jpg

Para Husein Abu al Hasan, vicepresidente de la comisión saudí para el turismo y el patrimonio nacional, el yacimiento es "una nueva prueba de que la zona atrajo a talentosos escultores". El feliz hallazgo, sin embargo, no ha desvelado todos los interrogantes que rodean a la obra. "El sitio arqueológico está envuelto en un misterio que tardará en resolverse", admiten desde la expedición, conscientes del "excepcional" descubrimiento desde el punto de vista "cronológico, geográfico, técnico, temático y estilístico".

Uno de los enigmas es la identidad de sus autores. "No cabe duda de que eran artistas con talento, posiblemente locales como sugiere la originalidad de los temas escogidos y las técnicas empleadas, que demuestran una sorprendente maestría y un sentido de la estética" desliza Charloux, intrigado también por el tiempo y su modo de ejecución. No se ha hallado rastro alguno de las herramientas que fueron usadas en su creación. "Completar estas representaciones precisó de la participación de mucha gente y días de dedicación".

Redacción Un Mundo de Misterio

ANTIGUA METRÓPOLI EN PIEDRA HALLADA EN ÁFRICA

ANTIGUA METRÓPOLI EN PIEDRA HALLADA EN ÁFRICA

LA LOCURA DE LAS ARMAS EN ESTADOS UNIDOS

LA LOCURA DE LAS ARMAS EN ESTADOS UNIDOS