Categorias


EL SORPRENDENTE MAPA DE ORONCE FINÉ

EL SORPRENDENTE MAPA DE ORONCE FINÉ

Uno de los “mapas Imposibles” que nos legó la antigüedad

Oroncé Finé (a veces en su versión latina de Oronteus Finnaeus o en la italiana de Oronzio Fineo) fue matemático, astrónomo y cartógrafo nacido en Francia en 1494, conocido por haber creado una serie de mapas en forma de corazón que después fueron empleados por otros cartógrafos como Petrus Apianus y Gerardus Mercator. 

Lo novedoso de estos planos fue el esfuerzo que realizó Finé de integrar los conocimientos de antiguos navegantes con los descubrimientos más recientes de su época.
En el año 1531, Finé publicó en París un mapa llamado “Nova et Integra Universi Orbis Descriptio” (del latín, Mapa moderno y completo de todo el mundo), que hoy se conserva en la Biblioteca del Congreso de los EE.UU, dentro del departamento de Geografía y Mapas y que puede ser consultado en línea (como documento de interés público) en este link

Este mapa representa, como su nombre lo dice, la totalidad de la superficie de la tierra tal y como era conocida en su momento, pero resulta sorprendente lo adelantado que estaba para su época. Usando sus conocimientos de matemáticas, consultando diversos mapas y relatos orales y sin duda una gran intuición, realizó un planisferio que indicaba tierras cuyo descubrimiento no sería oficial hasta varios años después. Por ejemplo, es el primer mapa documentado (el más antiguo) donde aparece el término “Australia” en el nombre “TERRA AUSTRALIS, recenter inventa sed nondu plene cognita” (en latín “Tierra Austral, recientemente descubierta pero no del todo conocida), continente muy al sur y que los geógrafos solo tenían por especulación, sin haberse confirmado en aquel entonces.

mapa oronoce fine.jpg

Más sorprendente aún resulta la aparición de la Antártida (el polo sur) y sus límites muy bien definidos… pero no los límites que podría describir un marino que hubiese recorrido sus costas ahora, sino alguien que las hubiera visto antes de estar cubiertas de hielo. Incluso la dibuja con ríos y lagos, que en efecto estás presentes en su superficie, pero cubiertos por la nieve.
Solo 72 años después (en 1603) de la publicación del mapa de Oroncé Finé el explorador español Gabriel de Castilla afirmaba haber navegado por las costas del continente antártico, aunque solo hasta 1772 James Cook realiza la primera circunnavegación de la Antártida que se considera oficialmente como el descubrimiento de este continente.

Aunque hay otros mapas que mostraban parte de este continente como el globo terráqueo de Johannes Schöner (1520), un mapa de autor desconocido del año 1528, no tienen la precisión del que presenta Finé. Por ejemplo, el Jagiellonian Globus de 1510 muestra un continente al este de África y al sur de la India, aunque lo rotula como América

Después del mapa de Finé se hacen más comunes los mapas que la contienen, por ejemplo, Jacques de Vaux en 1583 publica dentro de su tratado de Hidrografía un mapa llamado “Le pôle antarctique” (en francés “el polo antártico”) dedicado casi íntegramente a lo que parece ser el continente blanco, incluso marcando su territorio usando la palabra “hielo”

Jacques de Vaux Le pole antartique.jpg

¿Cómo obtuvo Finé los datos para elaborar su mapa? Hay abundantes teorías, desde el acceso a mapas de exploradores avanzados, como chinos o portugueses (los que guardaban sus mapas como alto secreto), conocimientos traídos desde la mismísima biblioteca de Alejandría e información suministrada por seres extraterrestres entre otras.

Incluso Finé advierte en su mapa que estas tierras no son bien conocidas, lo que, si bien da pie a amplias especulaciones, no quita el sorprendente acierto de sus mapas en un tiempo muy anterior al de los grandes descubrimientos. El cómo lo logró seguirá siendo un misterio a desentrañar.

Alejandro Bernal

INTERSTICIO, EL "NUEVO ÓRGANO" DEL CUERPO HUMANO

INTERSTICIO, EL "NUEVO ÓRGANO" DEL CUERPO HUMANO

PANNOTIA, EL SUPERCONTINENTE

PANNOTIA, EL SUPERCONTINENTE