Categorias


Visitante totales: 190313
— Google Analytics

EL DEMONIO PAZUZU

EL DEMONIO PAZUZU

Una entidad oscura que durante siglos ha estado entre nosotros

Desde los albores del tiempo, la tierra entre ríos de Oriente Próximo albergó uno de los seres más oscuros de la historia. Conocido por su implacable furia, Pazuzu era distinguido por los sumerios por traer consigo pestes, plagas y salvajes tormentas que eran capaces de pulverizar el cielo. 

EL DEMONIO PAZUZU

Dentro de la mitología acadia y asiria, este ente era temido por ser el soberano de los demonios del viento, lúgubres entidades que eran capaces de atormentar de manera incesante a los pobladores de aquella región. Hijo del dios del mal Hanbi, también referenciado como Anu o Satanás por parte de los cristianos, cuenta con representaciones que datan del primer milenio antes de Cristo. 

A menudo es personificado con cuerpo de humano, cola de escorpión, pene de serpiente y una cabeza de león de cuernos de cabra. Otra de las características especiales es la posición de sus brazos. Normalmente suele aparecer en esculturas y dibujos con la palma de la mano izquierda hacia abajo y la mano derecha en posición contraria; posturas que representan estados de creación y destrucción, es decir, el eterno ciclo de vida y muerte de todo lo que existe. 

Los sumerios solían invocarlo para hacer retornar al infierno a demonios fugitivos. Decían que su poder era tal que podía doblegarlos sin mayores contratiempos porque su fuerza es prácticamente ilimitada. Además de su evidente connotación negativa, figuras de Pazuzu también fueron empleadas como amuletos de protección contra Lamashtu, demonio femenino que consumía las vidas de recién nacidos y sus respectivas madres. Esta creencia cobró tal arraigo que esta contra se colocaba en el cuello de mujeres y niños y algunas veces, se colgaba en las paredes de las casas con el propósito de alejar a los malos espíritus. 

EL DEMONIO PAZUZU

Una de las apariciones más importantes de este siniestro personaje nos remonta a una de las películas de terror más impactantes de la historia como lo es “El exorcista” de 1973. En esta cinta, Pazuzu es el demonio que posee a la joven Regan MacNeil, interpretada por la ganadora del Globo de oro, Linda Blair. De igual relevancia, es la figura de más de 14 centímetros que se encuentra en el ala Richelieu del famoso Museo del Louvre de París. Esta estatuilla tiene la siguiente inscripción en la parte posterior: “Soy Pazuzu, hijo de Anu, soy rey de los demonios del aire que desciende con fuerza de las montañas haciendo estragos”. 

Adicionalmente, esta figura cuenta con una placa que contiene un conjuro de protección contra Lamashtu que, según la tradición, se construyó para que esta demonia abandonara el cuerpo de personas que habían caído en una penosa enfermedad. 

El paso de los siglos trae siempre consigo una serie de elementos que siempre serán inherentes a nuestra naturaleza. Es posible que la oscuridad que en el presente parece estar circunscrita a conspiraciones y otras formas más terrenales, quizás esté oculta delante de nosotros. Pazuzu es una muestra de que las penumbras tienen la capacidad de mimetizarse y algunas veces, luchar para librarnos del sufrimiento. 

Alejandro Bernal

LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD PODRÍA REESCRIBIRSE POR RECIENTE HALLAZGO ARQUEOLÓGICO

LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD PODRÍA REESCRIBIRSE POR RECIENTE HALLAZGO ARQUEOLÓGICO

GIGANTESCA CUEVA ES DESCUBIERTA EN LA LUNA

GIGANTESCA CUEVA ES DESCUBIERTA EN LA LUNA