Categorias


Visitante totales: 141355
— Google Analytics

STUBBS, EL GATO ALCALDE

STUBBS, EL GATO ALCALDE

El burgomaestre más querido de Alaska

En un mundo donde los políticos tienen que valerse de diversas estrategias para ganarse el favor de los electores, es cada vez más común que alcancen cargos públicos personajes que rompen el molde del candidato habitual. 

GATO ALCALDE

En Colombia se recuerda al lustrabotas Luis Eduardo Díaz, quien fue elegido concejal de Bogotá con 18.382 votos en el año 2000. Junto a él, han hecho carrera política en un país con altos índices de corrupción, figuras del mundo del espectáculo como la actriz Nelly Moreno, el presentador Alfonso Lizarazo, el periodista Edgar Perea y la medallista olímpica María Isabel Urrutia. 

Otro ejemplo reciente es el de Donald Trump, vigente presidente de Estados Unidos, quien destaca como un personaje que rompe los moldes de los políticos tradicionales, demostrando que cada día la gente busca llevar nuevas figuras al poder. Pero adentrándonos en el tema que aquí nos compete, tenemos que trasladarnos a Talkeetna, Alaska, un apacible distrito de algo más de 800 habitantes que ha pasado a la posteridad por tener como alcalde a un hermoso minino. ¿Pero cómo llegó un gato a ser alcalde de este lugar? Precisamente se debió a la crisis dirigencial, la desconfianza y el enorme descontento de sus habitantes quienes en 1998, escogieron a Stubbs como alcalde de este pueblo, convirtiéndose en un símbolo de protesta y a su vez, en un atractivo turístico.

GATO ALCALDE

Nacido en abril de 1997, el simpático felino de pelaje amarillo, fue encontrado por Lauri Stec en una caja llena de gatitos que estaban regalando unas personas en el estacionamiento de la tienda general Nagley. De este modo, el entonces gerente, escogió al gato que no tenía cola, rasgo que le llamó la atención de inmediato. 

Aunque se cree ampliamente que Stubbs fue elegido por los votantes como forma de protesta ante los candidatos humanos, lo cierto es que el animal no pudo ser designado, ya que este pueblo no tiene la capacidad de gobernarse a sí mismo, sino que es gestionado por una administración superior. No obstante, Stubbs representó una fuente de inspiración y un faro político para la zona, materializando la incorruptibilidad que los gobernantes suelen obviar en sus cargos. Para los habitantes de la región, el gato era un ideal de lo que los políticos prometen, pero nunca cumplen. 

Los turistas atraídos por la posibilidad de ver al peculiar alcalde, solían dirigirse hasta la tienda general Nagley para observarlo en su despacho o simplemente, verlo caminando por alguna calle de Talkeetna. En 2013, un perro desconocido lo mordió mientras iba camino a la alcaldía, provocándole una fractura de esternón, problemas de pulmón y profundos traumatismos. A pesar del ataque, el felino se recuperó rápidamente y regresó a su cargo luego de dos meses. 

GATO ALCALDE

Tras haber cumplido 20 años, Stubbs falleció el pasado 21 de julio del año en curso. Su propietario Lauri Stec lo recuerda como “Un soldado hasta el último día de su vida. Maullaba todo el día para que lo acariciáramos o para que fuéramos a sentarnos con él en la cama y lo dejáramos acurrucarse y ronronear durante horas en nuestro regazo. Gracias Stubbs por venir a nuestras vidas. Fuiste un gato increíble. Te extrañaremos mucho”. 

La continua decepción que producen los políticos en la actualidad, promueve un escenario ideal para que figuras alternativas aparezcan y refresquen el panorama. Lo extraño de esta historia no es que un gato haya sido alcalde de un pequeño pueblo de Alaska durante 19 años, sino que probablemente su mandato, haya estado exento de muchas de las prácticas que utilizan nuestros gobernantes para favorecer sus propios intereses. 

Alejandro Bernal

MUJER QUE SUDA SANGRE POR LA CARA Y LAS MANOS DESCONCIERTA A LA MEDICINA

MUJER QUE SUDA SANGRE POR LA CARA Y LAS MANOS DESCONCIERTA A LA MEDICINA

EL UNIVERSO NO DEBERÍA EXISTIR SEGÚN EL CERN

EL UNIVERSO NO DEBERÍA EXISTIR SEGÚN EL CERN