Categorias


Visitante totales: 201315
— Google Analytics

EL MIEDO PUEDE MATARNOS

EL MIEDO PUEDE MATARNOS

Esta incomoda sensación podría complicar nuestra salud seriamente

Cuantas veces nos hemos preguntado, si algunos de nuestros temores más profundos podrían repercutir seriamente en nuestra salud. ¿Has vivido un susto lo suficientemente fuerte para que tu conciencia se desvanezca? A continuación, trataremos de responder científicamente, si el miedo puede matarnos. 

MIEDO

El doctor Robert Glatter, especialista del Hospital Lennox de Nueva York, considera que existe una alta probabilidad de fallecer tras sufrir un ataque de pánico. Según un estudio liderado por este médico, el miedo es una reacción de nuestro sistema nervioso ante una amenaza que a su vez, provoca un aumento en los niveles de adrenalina en el organismo. El resultado de este proceso es el incremento de las pulsaciones, la dilatación de las pupilas y el aumento del flujo sanguíneo en los músculos. Es decir, esa dosis extra de adrenalina hace que nuestro cuerpo se ponga alerta y en cuestión de segundos, nos permita hacer frente a un peligro. 

Profundizando en sus hallazgos, el doctor Glatter comentó: "Cuando se libera la adrenalina, los canales por los que el calcio penetra en las células cardíacas también se abren de forma excepcional. Si penetra una cantidad excesiva de calcio, los músculos del corazón cada vez se tensan más y pierden la capacidad de relajarse. Esta situación puede acabar provocando algún tipo de arritmia que haga que el corazón palpite de forma anómala. Por lo general, nuestro corazón está preparado para resistir este tipo de tensión, pero en algunos casos extremos, esa arritmia puede desembocar en un fallo cardíaco mortal". 

MIEDO

Pero ¿existe algún temor en específico que pueda representar un peligro real para nuestro cuerpo? Antes de responder este interrogante, es clave establecer los diversos tipos de miedo que poseemos los seres humanos. Por lo general, estas fobias se dividen en cuatro grupos. El primero de ellos es la fobia a determinado animal (arañas, serpientes, insectos, etc), el segundo radica en el temor a algunos espacios físicos, entre los cuales se encuentra la acrofobia, es decir, el miedo a las alturas. El tercer grupo se enfoca en el miedo a situaciones específicas y hace referencia a la claustrofobia (temor a los espacios reducidos) y la última clase se orienta en la fobia a las heridas grabada en lo más profundo de nuestra mente, al activar un mecanismo de supervivencia que todos poseemos. 

Otro aspecto importante a tener en cuenta, es el proceso evolutivo de nuestra especie y la información genética que hemos transmitido a futuras generaciones. Estos datos grabados en nuestro ADN, nos ayudan a reaccionar instintivamente ante algún peligro. También existe una gran probabilidad de heredar las fobias de los padres, por lo cual, se han realizado estudios en el viejo continente que demuestran que los hijos de unos padres claustrofóbicos, tienen una posibilidad del 65% de poseer este temor. 

Ahora bien, tratando de responder el interrogante que nos planteamos más arriba ¿puede el miedo matarnos? La respuesta está en la forma en que reaccionemos ante diversos estímulos. Si somos capaces de controlar el temor y mantener la calma en una situación compleja, es posible que no nos suceda nada. Por el contrario, si somos lo suficientemente impresionables para somatizar el terror que una situación nos produzca, probablemente nuestro organismo pague las consecuencias.  

Alejandro Bernal

LA CIENCIA ESTÁ CERCA DE DETENER EL ENVEJECIMIENTO

LA CIENCIA ESTÁ CERCA DE DETENER EL ENVEJECIMIENTO

HITLER ESTUVO EN TUNJA SEGÚN DOCUMENTO DESCLASIFICADO

HITLER ESTUVO EN TUNJA SEGÚN DOCUMENTO DESCLASIFICADO