Categorias


Visitante totales: 201315
— Google Analytics

NAZCA

Una cultura que nos legó la magia de la antigüedad

Hablar de Nazca es hacer referencia a una de las zonas más emblemáticas de Perú, al ser el territorio que albergó a una cultura del mismo nombre que floreció entre los años 100 a. C. y 800 d. C. Este pueblo fue responsable de grandes prodigios tan importantes como la ciudad ceremonial de Cahuachi y un impresionante sistema de acueductos subterráneos llamados Puquios que aún funcionan en la actualidad. 

NAZCA

Pero su grandeza no se circunscribió únicamente a estas creaciones, ya que destacaron por su cerámica distintiva, el manejo de los textiles y sobre todo por los trazos elaborados en el suelo del desierto conocidos como las “Líneas de Nazca” que representan diversos elementos que sorprenden por su tamaño, pues cubren varios kilómetros y se pueden apreciar mejor desde un avión u helicóptero. 

Fueron contemporáneos e incluso sobrevivieron a la cultura Paracas. De hecho, muchos hallazgos arqueológicos de esta civilización han sido descubiertos debajo de los asentamientos Nazca. Políticamente, estaban constituidos por diversos cacicazgos que ocasionalmente actuaban al unísono, sin ser precisamente un estado unificado. Esta interpretación se ve reforzada por su arte y arquitectura que muestran temas comunes en todos los asentamientos, pero al mismo tiempo, demuestra una carencia de uniformidad o centralización. Su población se calcula en 25.000 personas, repartidas en pequeñas aldeas que típicamente se construían en laderas adosadas cerca de las llanuras. 

NAZCA

Centrándonos en su increíble legado histórico, Cahuachi fue su capital religiosa y un lugar de peregrinación ubicado en la orilla sur del río Nazca. Es considerado sagrado por ser uno de los pocos lugares con suministro de agua durante todo el año. La falta de arquitectura doméstica indica que no se utilizó como vivienda por parte de los pobladores. Abarca 11,5 kilómetros cuadrados y tiene alrededor de 40 grandes montículos de adobe que aprovechan las colinas naturales. El montículo más grande, conocido como el Gran Templo, tiene más de 20 metros de altura, mientras los demás tienen una plaza contigua y están coronados por paredes de barro. Evidencias arqueológicas sugieren que los ritos religiosos que allí se realizaron estuvieron relacionados con los festivales de la cosecha. También destacan los montones de basura compuestos principalmente por fragmentos de cerámica que se dejaron deliberadamente para que se convirtieran en parte del montículo. En consecuencia, cuanto más grande era éste, más se había utilizado en los rituales. Algunos montículos también contenían entierros y ollas grandes con textiles finos que sirvieron como ofrendas religiosas. 

No obstante, las Líneas de Nazca son el legado por el que más se les recuerda. Estos geoglifos trazados a través de los desiertos y colinas circundantes, se caracterizan por presentar dibujos estilizados de animales, plantas y humanos o líneas simples que conectaban sitios sagrados o apuntaban a fuentes de agua. Su propósito exacto no ha sido develado aún, sin embargo, la teoría más extendida nos dice que fueron diseñados para ser recorridos como parte de ritos y procesiones religiosas. 

NAZCA

La mayoría de las representaciones solo son visibles desde el aire, pero algunos se hicieron en las laderas y son visibles desde el suelo. Sus diseños nos presentan formas geométricas o animales como un colibrí, un mono y una araña. También se pueden apreciar figuras de árboles, plantas e incluso humanos. Su escala puede ser enorme, en muchos casos del tamaño de un campo deportivo. Es como si los antiguos Nazcas buscaran comunicarse con sus dioses, creando figuras colosales que pudiesen apreciar mejor desde el cielo. Algunas de ellas se hicieron durante varios siglos y a menudo los diseños más nuevos se superponen e ignoran los anteriores, lo que sugiere una falta de planificación unificada a largo plazo. 

De acuerdo al investigador suizo Erich von Däniken: “Las líneas de Nazca habrían sido producidas en un primer momento, por el despegue de naves espaciales y posteriormente, moldeadas por unos mortales que concibieron a los extraterrestres como dioses”, tal y como lo manifestó en su libro “Arrival of the Gods: Revealing the Alien Landing Sites of Nazca” (La Llegada de los Dioses: Revelando los sitios de aterrizaje de alienígenas en Nazca), publicado en 1998. 

La enigmática cultura de los Nazca nos demuestra que algunas civilizaciones de la antigüedad no eran arcaicas e inferiores a nuestra cultura actual, en lo que a desarrollo y capacidad se refiere. El misterio de su legado pervivirá entre nosotros hasta el fin de nuestros días. 

Alejandro Bernal

INCREÍBLE APARICIÓN DE OVNI A PLENA LUZ DEL DÍA

INCREÍBLE APARICIÓN DE OVNI A PLENA LUZ DEL DÍA

SOLDADO NORCOREANO ESCAPA BAJO EL FUEGO DE SUS ANTIGUOS COMPAÑEROS

SOLDADO NORCOREANO ESCAPA BAJO EL FUEGO DE SUS ANTIGUOS COMPAÑEROS