Categorias


Visitante totales: 141355
— Google Analytics

ASTRÓNOMOS COLOMBIANOS CAZARÁN UN ‘FÓSIL’ CÓSMICO

ASTRÓNOMOS COLOMBIANOS CAZARÁN UN ‘FÓSIL’ CÓSMICO

Colombia será uno de los países desde los cuales se podrá estudiar Ultima Thule, un antiguo objeto

Un segundo puede parecer poco tiempo; suficiente, apenas, para un suspiro. Pero, para la ciencia, un segundo puede significar la diferencia entre el éxito y el fracaso: entre una misión fructífera que aporte conocimiento valioso para comprender mejor el Universo y un fiasco estrepitoso que deje muchas lecciones para aprender.

Pues, este breve lapso será con el que, en la noche del próximo 3 de agosto, contarán los astrónomos para hacer una observación que servirá para entender de mejor manera el origen y evolución de nuestro vecindario cósmico. Ese día, Ultima Thule, un pequeño cuerpo de unos 45 kilómetros de diámetro de los que se catalogan como transneptunianos –por estar más allá del último planeta del Sistema Solar, en la zona conocida como el cinturón de Kuiper–, será el protagonista de un fenómeno denominado ocultación estelar y que consiste en transitar frente a la luz que emite una estrella ubicada a unos 1.300 años luz de distancia de la Tierra, eclipsándola brevemente.

351_New_Horizons_Name-700x432.jpg

Generalmente, las ocultaciones tardan solo unos instantes, y la de Ultima Thule (identificado técnicamente como 2014 MU69) durará aproximadamente 1,4 segundos. Este tiempo bastará para que los astrónomos puedan obtener importante información sobre Ultima Thule, como su periodo de rotación, su masa, su diámetro y su albedo (fracción de la luz solar reflejada). Será la última oportunidad de observarlo por ocultación estelar, que de lejos es la técnica que más precisión ofrece para confirmar órbitas, medir tamaños y determinar formas. Además, los investigadores intentarán constatar si Ultima Thule está compuesto por dos cuerpos en lugar de uno solo, como se sospecha hasta ahora.

Giovanni Pinzón, profesor del Observatorio Astronómico Nacional, explica que todos estos datos servirán para preparar el terreno para una misión de gran envergadura que tendrá lugar el primero de enero del 2019, cuando Ultima Thule reciba la visita de la nave no tripulada New Horizons, de la Nasa. Aunque esta sonda ya cumplió su principal objetivo, que era acercarse a Plutón en el 2015, la agencia espacial estadounidense planea alargar su vida útil echándole un vistazo a Ultima Thule desde unos 3.500 kilómetros (tres veces más cerca que el encuentro de New Horizons con Plutón).

1525965606-101234743eso1814a.jpg

De esta manera, Ultima Thule se convertiría en el objeto más lejano y primitivo jamás visitado por una nave espacial humana. “Ultima Thule es un objeto realmente pequeño, por lo que ningún telescopio de la Tierra es capaz de verlo directamente. Solamente el potente Hubble lo ha logrado. Por eso, la Nasa va a aprovechar el encuentro de New Horizons con Ultima Thule el próximo año para acercarse a él y estudiarlo. Pero antes, para poder llevar a cabo la aproximación de manera precisa, es necesario tomar datos como los que se intentarán obtener el 3 de agosto”, asegura Pinzón.

De acuerdo con el científico, lo anterior no será posible desde cualquier lugar del planeta, y solo algunos países tendrán el privilegio de presenciar el suceso. Entre estos están Senegal y Colombia, escogidos por la Nasa para poder observar la sombra que producirá la ocultación estelar gracias a una colaboración en la que participarán la Universidad Nacional de Colombia y la Universidad Nacional y Autónoma de México (Unam), y con la cual se espera descubrir una gran cantidad de objetos en el cinturón de Kuiper, incluso menores a Ultima Thule.

1534502386_305853_1534503020_noticia_normal.jpg

“Esta iniciativa consiste en montar unos observatorios temporales para estudiar la ocultación el 3 de agosto. En el país africano habrá 21 estaciones y en Colombia, otras siete. Todas ellas estarán en distintos puntos y cada una contará con un equipo de tres personas, quienes operarán telescopios con espejos de más de 14 a 16 pulgadas de diámetro, con los que intentarán observar la ocultación”, indica Pinzón, quien menciona que el año pasado se llevó a cabo, en Argentina, una iniciativa similar que involucró a varios astrónomos aficionados, incentivando la llamada ciencia ciudadana, con resultados satisfactorios.

En Colombia, indica el experto, la ocultación podrá observarse en una franja que cubre departamentos como Chocó, Antioquia, Caldas, Tolima, Cundinamarca, Santander y Arauca. Hasta esos lugares se desplazarán los astrónomos entusiastas de Colombia y México con sus telescopios y personal desde ciudades como Bogotá, Pereira, Medellín y Cali. “Esto ha generado desde el año pasado una gran colaboración que tiene antecedentes en otras áreas científicas en nuestro país, pero no en la astronomía”, destaca Pinzón.

vida_desde_el_espacio_exterior_articulo_landscape.jpg

Según explica él, la importancia de estudiar Ultima Thule radica en que, al ser un objeto tan antiguo, puede ayudar a llenar los vacíos que hay en la teoría sobre el origen del Sistema Solar; por ejemplo, cómo y en qué época se formaron los planetas: “En sus inicios hace unos 4.500 millones de años, el Sistema Solar estuvo constituido por un Sol primitivo rodeado por un disco a partir del cual evolucionaron los planetas. Toda esta observación servirá para entender muchísimos más detalles sobre lo que sucedió durante la infancia del Sol”. Para el académico, será una gran oportunidad para estudiar nuestros orígenes durante unos segundos. “En ese tiempo tendremos a nuestra disposición un fósil de nuestros inicios, al cual podremos tocar brevemente con nuestros telescopios”, apunta.

Redacción Un Mundo de Misterio

LA "COLISIÓN CATASTRÓFICA" QUE DEJÓ AL PLANETA URANO TORCIDO Y HELADO

LA "COLISIÓN CATASTRÓFICA" QUE DEJÓ AL PLANETA URANO TORCIDO Y HELADO

LA COPA DE LICURGO

LA COPA DE LICURGO