Categorias


Visitas totales: 333711
— Google Analytics

DANZANDO HASTA LA MUERTE: LA HISTORIA DE LA EPIDEMIA DE BAILE QUE SE VIVIÓ EN FRANCIA HACE 500 AÑOS

DANZANDO HASTA LA MUERTE: LA HISTORIA DE LA EPIDEMIA DE BAILE QUE SE VIVIÓ EN FRANCIA HACE 500 AÑOS

¿Por qué sucedió? es algo que quizá nunca sabremos, lo que sí sabemos es cómo inició; y es que, durante el verano de 1518 en la ciudad de Estrasburgo, Francia, a mediados del mes de julio una mujer comenzó a bailar sola y sin parar mientras estaba en la calle. Una semana después varias docenas de personas bañadas en sudor se habían unido a ella y centenares más lo harían durante los siguientes tres meses.

El inexplicable y nunca antes visto suceso se encuentra registrado en varios documentos de la época.

Terminaron por ser centenares las personas que se unieron y solo se detenían para comer o beber algo y continuar su frenética danza al aire libre día y noche ante los ojos de la multitud que se juntaba también a observarlos. Frente a lo cual los médicos y consejeros de la ciudad intervinieron y dictaminaron una supuesta causa (demasiada sangre caliente en el cerebro de quienes bailaban) y un extravagante tratamiento, seguir bailando.

unnamed (1).jpg

Todo esto de acuerdo al registro que el escritor Sebastian Brant realizó y publicó en su famoso libro de guía moral titulado “La nave de los necios”, en donde también se asegura que la burguesía de la ciudad contrató una banda de músicos y, quién sabe de qué manera, llevó escoltados a los danzantes hasta un mercado local que se acondicionó para este fin. Además, “hombres fuertes” fueron contratados para mantener en pie a quienes perdían el equilibrio mientras se sacudían al bailar.

De acuerdo a registros de testigos, al menos durante los primeros días, perecían a diario unas 15 personas

El momento de trance se hacía perpetuo así que se tomaron distintas determinaciones al ver que la epidemia no hacía otra cosa que expandirse e intensificarse hasta tal punto que los que bailaban estaban empezando a morir allí por invalidez en las piernas, ataques epilépticos, infartos, derrames y agotamiento extremo. “En su locura la gente mantenía su baile hasta que caían inconscientes y muchos murieron” reza un poema que se encuentra en el archivo de Estrasburgo. A partir de ese momento en la ciudad fueron prohibidas la danza y la música en espacios públicos.

image.png

Cuando el baile no curó el baile, se buscaron formas poco ortodoxas de curar la epidemia

Pero esto no detuvo lo que ya se había convertido en una emergencia de salud social que fue combatida con un recurso final y casi arcaico: calzar con zapatos rojos a los danzantes, llevarlos a un templo dedicado a San Vito ubicado en una caverna en las montañas de Saverne y ponerlos a bailar alrededor del altar, lo cual increíblemente tras el pasar de un par de semanas, cesó la epidemia.

¿Por qué los zapatos rojos y San Vito?

Después de esta epidemia y durante varios siglos venideros se presentaron otros casos similares en la misma zona, por lo que se presume que se deben al castigo de San Vito, una arraigada creencia religiosa de unos pocos (un par puede convencer a un millar), que asegura esta es una penitencia recibida por los pecadores. De hecho, existe un cuadro en la catedral de Colonia, Alemania, que representa a San Vito sobre tres hombres que bailan sin ganas. Cabe resaltar también que las personas que danzaban lo hacían sin alegría, parecía que no quisieran hacerlo, pero no se detenían.

unnamed (4).jpg

Un hecho altamente registrado que podría explicar el surgimiento y propagación de esta epidemia es que los años previos fueron conocidos por ser de los peores para la región, pobreza extrema, enfermedades nuevas, precios elevados de alimentos, pobres cosechas y miseria generalizada pudieron, según historiadores y estudiosos, afianzar la creencia en el castigo de San Vito y desencadenar lo que consideran una enfermedad psicogénica masiva, una histeria colectiva.

En años recientes el escritor John Waller publicó un libro titulado “Tiempo para bailar, tiempo para morir: la extraordinaria historia de la plaga de baile de 1518” y todo esto nos hace cuestionarnos sobre las maneras en que se puede llegar a exteriorizar el sufrimiento psicológico y también sobre el poder de la determinación humana y el que el baile puede tener y ejercer sobre nosotros.

Miguel Pérez Mendoza

CÁMARAS CAPTAN OVNIS EN EL MOMENTO EN QUE UNA MISTERIOSA LUZ AZUL ILUMINA NUEVA YORK

CÁMARAS CAPTAN OVNIS EN EL MOMENTO EN QUE UNA MISTERIOSA LUZ AZUL ILUMINA NUEVA YORK

LAS INCREÍBLES PREDICCIONES VOLCÁNICAS DE NOSTRADAMUS PARA 2019

LAS INCREÍBLES PREDICCIONES VOLCÁNICAS DE NOSTRADAMUS PARA 2019