Categorias


Visitante totales: 165055
— Google Analytics

EL BANCO AMBROSIANO: PODER, DINERO, MAFIA Y RELIGIÓN

EL BANCO AMBROSIANO: PODER, DINERO, MAFIA Y RELIGIÓN

Una historia que despierta polémica hasta nuestros días

 El Banco Ambrosiano se fundó en Milán en el año 1896, por Giuseppe Antonio Tovini abogado italiano y banquero (con amplia experiencia en el tema, pues había fundado también la Banca di Valle Camonica y la Banca San Paolo di Brescia) y quien posteriormente se hizo miembro de la Orden Secular Franciscana e incluso fue beatificado.

Monseñor Giuseppe Tovini.jpg

La finalidad del que fuera llamado “La caja fuerte de Milán” era crear un banco católico que sirviera de contrapeso a los bancos laicos italianos, con la pretensión de respaldar “organizaciones morales, trabajos piadosos, y cuerpos religiosos instalados para las ayudas caritativas” pero con la intención real de evadir el pago de impuestos en el país. Pero esta ayuda “extralegal” no era lo peor de todo.

El Banco Ambrosiano amasó enormes cantidades de dinero y para manejarlo de manera apropiada, creó holdings, bancos y empresas como la Banca Católica de Veneto, Credito Varessino y Banca de Gottardo y la casa editorial Rizzoli para respaldar el diario Corriere della Sera, pero también extendió sus tentáculos a zonas muy alejadas de Italia, en sitios tan distantes como Perú (el llamado Banco Ambrosiano Andino), paraísos fiscales como Bahamas y Panamá y el 16% de la muy discutida empresa “Istituto per le Opere di Religione  - IOR” (Instituto para las Obras de  la  Religión) que a pesar de ser llamada “Banca Vaticana” no es un banco y no debe confundirse con el Ambrosiano, aunque no está exento de escándalos relacionados y tiene su propia historia oscura.

El Banco Ambrosiano era liderado por Roberto Calvi, y por intermedio suyo la “Banca celestial”, además de apoyar obras pías de la iglesia (como apoyar a la dictadura de Somoza en Nicaragua, también a Pinochet en Chile, entregar fondos a partidos políticos afines al catolicismo y otros movimientos anti comunistas), obtenía ganancias de actividades menos sacras, como, por ejemplo, vender misiles a Argentina, para la guerra de las Malvinas.

Pero eso no era lo peor. Calvi (A quien llamaban “Ill Cavalieri” es decir “El Cabellero”) tenía fuertes vínculos con la mafia italiana, la Cosa Nostra (nuestros asuntos “Cosa nuestra”) en ese entonces el grupo de mafia más fuerte del planeta entero y, además, se blanqueaban enormes cantidades de dinero proveniente del narcotráfico. Además, estaba estrechamente relacionado con el Propaganda Due - P2 (Propaganda Dos), logia masónica italiana relacionada con actividades ilegales, de la cual fue tesorero.

roberto-calvi.jpg

En 1978, el Banco de Italia realizó un análisis y emitió un informe que predecía la pronta y futura quiebra del Banco Ambrosiano. A raíz de este informe, se empezaron a realizar investigaciones por los inadecuados manejos del dinero, pero coincidencialmente, muy poco tiempo después, el 29 de enero de 1979, Emilio Alessandrini, el magistrado italiano que estaba investigando el caso (y que estaba decidido a llegar hasta las últimas consecuencias) fue asesinado con 8 disparos. Esta muerte fue reivindicada por la organización terrorista Primera Línea, un grupo armado de tendencia izquierdista

emilio-alessandrini.jpg

Debido a las investigaciones de Alessandrini, en 1981 Roberto Calvi fue sentenciado a cárcel, con una pena irrisoria de solo 4 años, que pagó fuera de la cárcel y manteniéndose en su cargo en el Ambrosiano. En 1982 explotó el escándalo cuando el Banco Ambrosiano no logró explicar los enormes movimientos de dinero que realizaba ni la procedencia de 1.287 millones de dólares. El 5 de junio de 1982, dos semanas antes de la quiebra del banco Ambrosiano, Calvi escribió una carta de advertencia al Papa Juan Pablo II, indicando que un evento futuro podría "provocar una catástrofe de proporciones inimaginables en que la Iglesia va a sufrir el más grave daño".

La secretaria personal de Calvi, Teresa Graziella Corrocher, dejó una nota denunciando los movimientos fraudulentos de Calvi y posteriormente se encontró colgada desde la ventana de su oficina, una muerte sospechosa cuando menos, pues no se hallaron huellas dactilares en el borde interior del alfeizar de la ventana donde se le encontró ni sus vecinos de oficina notaron nada extraño hasta varias horas después.

Calvi huyó a Londres (con un pasaporte falso expedido a nombre de Gian Roberto Calvini), violando así su libertad condicional, pero no sobrevivió al desfalco del Ambrosiano: el 18 de junio de 1982, solo 24 horas después de haber huido de Italia, como si fuera el protagonista de una película de novela negra, fue encontrado colgando del puente Blackfriars (nombre que tiene el acertado significado de “monjes negros”) con sus bolsillos llenos de dinero (aproximadamente $15.000= dólares en esta moneda, libras esterlinas y liras) y de rocas, para que el peso del cuerpo asegurara su deceso.

calvi pelicula.jpg

Para investigar su muerte se requirieron nada menos que tres trabajos forenses. El primero, realizado en julio de 1982 dictaminó suicidio, una año después, una investigación contratada por su familia (que siempre ha dicho que Calvi era “Un hombre bueno, manipulado por otros”) dictó un veredicto abierto (no concluyó nada) y fue hasta 1998 y tras una segunda exhumación de su cadáver que se dictaminó el asesinato, pues las lesiones de su cuello no correspondían a un ahorcamiento, no se hallaron sus huellas en sus bolsillos ni rastros de los ladrillos, ni tampoco el óxido y la pintura del puente desde el cual presuntamente saltó. Además, cuando el cuerpo de Calvi fue encontrado, el nivel del Támesis había retrocedido con la marea, mostrando la escena de un suicidio por ahorcamiento, pero en el momento exacto de su muerte, el sitio del andamio donde estaba atada la cuerda podría haber sido alcanzado por una persona de pie en un barco. Aunque se enjuició a Giuseppe Caló y Licio Gelli (y su novia de la época) el 6 de junio del 2007 fueron absueltos por falta de pruebas.

En agosto de 1982 el quebrado Banco Ambrosiano fue sustituido por el Nuovo Banco Ambrosiano bajo control de Giovanni Bazoli y aunque el Vaticano no aceptó una responsabilidad formal en el desfalco, pagó cientos de dólares como indemnización a las víctimas del desfalco de más de 1.300 millones de dólares de “La Banca de Dios”.

roberto calvi dead.jpg

Este escándalo fue tan grande, que incluso se le atribuye a diversos miembros (públicos y secretos) del Banco Ambrosiano, la conspiración para la muerte del papa que estaba decidido a terminar con su corrupta red de lavado de dinero y evasión de impuestos: Juan Pablo I, pero este será el tema de un próximo artículo.

Helia Fierro

CARNE DE VACA Y DE POLLO, ¿FUENTES DE UNA SUPERBACTERIA MORTAL?

CARNE DE VACA Y DE POLLO, ¿FUENTES DE UNA SUPERBACTERIA MORTAL?

YAKARTA, LA CIUDAD QUE MÁS RÁPIDO SE ESTÁ HUNDIENDO EN EL MUNDO

YAKARTA, LA CIUDAD QUE MÁS RÁPIDO SE ESTÁ HUNDIENDO EN EL MUNDO