Categorias


Visitas totales: 348960
— Google Analytics

EL CADÁVER DE UN ASTRONAUTA PODRÍA GENERAR NUEVA VIDA EN EL ESPACIO

EL CADÁVER DE UN ASTRONAUTA PODRÍA GENERAR NUEVA VIDA EN EL ESPACIO

A lo largo de la historia, muchos astronautas han muerto en las distintas misiones que los han llevado al espacio exterior. Por fortuna todos ellos han vuelto a la Tierra para recibir los honores correspondientes. Pero, ¿qué pasaría si alguna vez algún cuerpo queda a la deriva en el espacio? 

Científicos eminentes, como Gary King, microbiólogo de la Universidad de Louisiana; Jack Szostak, genetista de Harvard Medical School y ganador del Nobel; y Lee Cronin, químico de la Universidad de Glasgow, tienen una respuesta muy interesante.

astronauta-espacio.jpg

Primero que nada, sin un cuerpo quedara flotando en el espacio, seguramente pasaría mucho tiempo vagando a la deriva. Hablamos de miles, o incuso millones de años. Es también probable que fuera calcinado por alguna estrella, pero existe también la posibilidad de que el cuerpo finalmente descendiera sobre algún planeta. Si esto sucediera, existe la posibilidad de que las bacterias del cadáver sobrevivan al viaje espacial y se esparzan en su nuevo planeta.  

Pero también es posible que las bacterias no sobrevivan al viaje. No obstante, en ese caso, existe la posibilidad de que las moléculas del cuerpo en descomposición, si encuentran las condiciones ambientales perfectas en su nuevo planeta, pueda dar impulso a un nuevo origen de vida. Por supuesto, las probabilidades de que esto suceda son muy bajas, pero no es imposible. La pregunta es, ¿puede ser que la vida en nuestro planeta haya comenzado de alguna manera similar? 

Redacción Un Mundo de Misterio

EL MILLONARIO GUY HANDS REVELA CÓMO SOBREVIVIÓ AL BULLYING EN SU INFANCIA

EL MILLONARIO GUY HANDS REVELA CÓMO SOBREVIVIÓ AL BULLYING EN SU INFANCIA

EMPRESA EMERGENTE LANZA UN PROYECTO DE AVIÓN DE PASAJEROS QUE SUPERA 5 VECES LA VELOCIDAD DEL SONIDO

EMPRESA EMERGENTE LANZA UN PROYECTO DE AVIÓN DE PASAJEROS QUE SUPERA 5 VECES LA VELOCIDAD DEL SONIDO