Categorias


Visitante totales: 221540
— Google Analytics

EL CASO DE BETTY Y BARNEY HILL

EL CASO DE BETTY Y BARNEY HILL

La primera abducción que se hizo famosa

 Corría el 20 de septiembre de 1961 cuando le ocurrió un extraño fenómeno a una pareja de esposos conocidos como Betty y Barney Hill que pasarían a la posteridad por ser el primer caso de abducción OVNI que, con ese nombre, se convirtió en noticia.

betty barney hill.jpg

Dentro de los contactos que los seres de otros mundos puedan tener con los seres humanos hay varios niveles, que van desde los avistamientos de OVNIS a distancia (de los que hay reportes de manera constante y frecuente) hasta los contactados, personas que dicen recibir comunicaciones frecuentes con estas entidades y tener mensajes de su parte para transmitir. En medio de estos niveles están los abducidos: quienes han sido llevados por entes extraterrestres, por lo general de manera única. Y no es un fenómeno nuevo, se conoce desde los griegos. Incluso aparecen sospechosas referencias en la Biblia con profetas como Elías o Enoc.

enoch.jpg

Después de una temporada de vacaciones en Canadá y Nueva York, el matrimonio Hill conducía de regreso a casa, en la ciudad de Portsmouth en New Hampshire, Estados Unidos, cuando observaron un brillante punto de luz en el cielo, y viajando en su auto particular, decidieron hacer una parada para ver lo que pensaban era una estrella fugaz (ambos eran fanáticos de los fenómenos estelares) y de paso, dar un paseo con su mascota Delsey. Su sorpresa no tuvo límites cuando notaron que la presunta estrella “caía” hacia arriba.

Con unos binoculares, Barney pudo ver luces rojas, de color ámbar y verdes. Demasiadas para ser una simple estrella que, además, se estaba acercando. Asustados, decidieron subir a su coche y huir a casa. Al llegar descubrieron que el viaje había sido considerablemente más demorado que en ocasiones anteriores. Tenían poco más de dos horas de lo que se conoce como “Tiempo perdido”.

Al día siguiente, Betty se puso en contacto con la base Pease de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos para comentarles acerca de su encuentro con los extraños seres, aunque omitió muchos de los detalles, ante el temor de que la tildaran de loca. Allí el mayor Paul W. Henderson concertó una entrevista más detallada con los Hill, que fue fechada el 26 de septiembre y donde este militar concluyó que el matrimonio había visto al planeta júpiter. Esta información fue enviada al Proyecto Libro Azul, que se encontraba investigando el fenómeno OVNI por parte del gobierno norteamericano.

A partir de la abducción, las normalmente armoniosas relaciones conyugales de la pareja empezaron sufrir a causa de frecuentes peleas y discusiones sin motivo, además de que Betty empezó a tener pesadillas recurrentes donde tanto como a ella como a Barney, unos seres pequeños y extraños los subían a una nave y los sometían a exámenes físicos y a preguntas. Betty empezó a investigar sobre el fenómeno OVNI, del que había tenido noticias anteriormente, pues su hermana afirmaba haber tenido avistamientos en su juventud.

0.jpg

En la biblioteca de su ciudad encontró libros sobre el tema, entre ellos, varios de los escritos por el mayor Donald E. Keyhoe, como “The Flying Saucers Are Real” (Los platillos voladores son reales), “Flying Saucers from Outer Space” (platillos voladores del espacio exterior) y “The Flying Saucer Conspiracy” (La conspiración de los platillos volantes). Keyhoe era miembro retirado de la Infantería de Marina de los Estados Unidos (United States Marine Corps, USMC) y además líder del National Investigations Committee On Aerial Phenomena – NICAP (Comité de Investigaciones de fenómenos aéreos), un grupo de ufólogos civiles.

El 26 de septiembre Betty escribió al Mayor Keyhoe, dando todos los detalles de su experiencia, incluso lo que no había revelado a las fuerzas aéreas: la presencia de las entidades biológicas extraterrestres (EBE’s) que los habían abordado y el contenido de sus pesadillas. Finalmente se pudo en contacto con Walter N. Webb, un astrónomo de la ciudad de Boston y miembro del NICAP, quien realizó varias entrevistas en compañía de C.D. Jackson y Robert E. Hohman, quienes después de una entrevista apoyaron la idea de que la pareja realizara una sesión de hipnosis, puesto que notó vacíos en los recuerdos del suceso, especialmente en lo referente a lo ocurrido durante el tiempo perdido.

El 23 de noviembre de 1962, en una reunión de su iglesia, conocieron al capitán de la USAF Ben H. Swett, a quien le pidieron les realizara una sesión de hipnosis, pero el sugirió que solicitaran la ayuda del psiquiatra de Barney, el Dr. Stephens, quien les recomendó al Dr. Benjamin Simon, en Boston, quien en Diciembre del 1963 empezó a realizar sesiones de hipnosis, las que terminaron hasta junio de 1964, con lo que la historia total de la abducción fue relatada de manera muy semejante por parte del matrimonio aunque realizaron sesiones de hipnosis de manera separada.

Podía sentir cómo me revisaban con sus manos… Miraron mi espalda, y los podía sentir tocando mi piel…, como si estuvieran contando mi columna vertebral… y luego me dieron vuelta, y de nuevo me revisaron. Me abrieron la boca, y yo podía sentir dos dedos que la cerraban. Después oí como si vinieran más (seres), y los podía sentir que se desplazaban por el costado de la mesa en que yo me encontraba. Algo me raspó con suavidad, como un palito contra mi brazo izquierdo. Y luego se fueron. Al rato volvieron, me pusieron los zapatos, y pude bajar de la mesa. Pienso que me sentí bien porque supe que había terminado… Bajé por la rampa y abrí mis ojos y seguí caminando. Vi mi auto… y Betty venía caminando por la ruta, y luego abrió la puerta
— Barney Hill

relató Barney.

betty y barney.jpg

Betty comentó que le habían preguntado intrigados acerca de la diferencia de color entre ella y Barney y que fue bastante complicado explicarles el proceso de envejecimiento para justificar el por qué la dentadura (postiza) de Barney le fue fácilmente retirada durante el examen médico, mientras que la de ella no. También le hicieron un examen médico para determinar si estaba en estado de embarazo (algo imposible, pues ella superaba los 50 años para ese momento) y tomaron muestras de cabello, sangre y piel.

Fue durante estas sesiones de hipnosis que Betty dibujó el famoso “Mapa Estelar” que afirmó le fue mostrado por los alienígenas para indicarle su lugar de procedencia, ya que ella deseaba traer algún objeto para comprobar su experiencia, pero le fue imposible. En 1966, el escritor John G. Fuller en conjunto con los Hill y el Dr. Simon, escribió el libro “The Interrupted Journey” (el viaje interrumpido) donde se relataban los sucesos vividos por el matrimonio y en el que se incluía una copia del famoso mapa.

Y aunque el mapa, compuesto por doce estrellas principales conectadas por líneas y tres más pequeñas que formaban algo similar a un triángulo con un mango, parecía ser tan solo un grupo de puntos sin ningún orden particular, en 1968 Marjorie Fish, quien había leído el libro, docente de primaria y astrónoma aficionada, lo identificó con el sistema estelar binario de Zeta Reticuli, situado aproximadamente a 40 años luz de la tierra.

Barney murió de una hemorragia cerebral el 25 de febrero de 1969 y Betty falleció de cáncer el 17 de octubre de 2004 y hay que decir que no hicieron muchos esfuerzos para llamar la atención sobre su historia o tener beneficios económicos de esta.

Como todo fenómeno extraordinario, la abducción de los Hill tiene sus detractores. El Dr. Simón, quien realizó las sesiones de hipnosis, por ejemplo, afirmaba que el testimonio de Barney había sido influenciado por las pesadillas de Betty, pero siguió sin dar explicaciones satisfactorias al 100% del relato o de la experiencia vivida. También hay quienes afirman que su relato era solo una forma de atraer la atención sobre sí mismos, ya sea por ser un matrimonio multirracial sometido a fuertes presiones de la época o porque al no tener hijos deseaban llenar ese vacío.

Lo cierto es que es la abducción más famosa de todos los tiempos y dio pie a que más personas que afirman haber vivido esta experiencia la compartan con los demás.

Alejandro Bernal

INVESTIGADORES ENCUENTRAN ANTICUERPOS QUE PODRÍAN NEUTRALIZAR EL VIRUS DEL SIDA

INVESTIGADORES ENCUENTRAN ANTICUERPOS QUE PODRÍAN NEUTRALIZAR EL VIRUS DEL SIDA

EXPERTO ASEGURA QUE NUNCA HA VISTO TANTA ACTIVIDAD A LA VEZ EN LOS TRÓPICOS

EXPERTO ASEGURA QUE NUNCA HA VISTO TANTA ACTIVIDAD A LA VEZ EN LOS TRÓPICOS