Categorias


Visitante totales: 141355
— Google Analytics

LA ENIGMÁTICA CUÑA DE ALUMINIO DE AIUD

LA ENIGMÁTICA CUÑA DE ALUMINIO DE AIUD

Un artefacto desconocido hallado en un lugar sorprendente

Oopart es la sigla inglesa de “Out Of Place Artifact” (artefacto fuera de lugar) acuñado por Ivan T. Sanderson, naturalista y cripzoólogo estadounidense. Se usa este término para designar objetos con interés histórico, arqueológico o paleontológico, que aparecen en lugares donde desafían la cronología de la historia, pues no tendrían por qué se hallados en esos lugares.

La lista de los OOPARTS es extensa y vamos a conocer detalles de una de ellas, la llamada cuña de Aiud, hallada en la ciudad del mismo nombre en Rumania. Esta pieza se encontró en unas exploraciones arqueológicas aparentemente por coincidencia, mientras realizaban una excavación en la cuenca del rio Danubio, buscando fósiles de mamut.

Lo que más sorprende de la cuña de Aiud es que está hecha de Aluminio (con un 89% de pureza), elemento químico que, si bien se encuentra presente en la naturaleza, solo fue aislado por primera vez en 1825 y la cuña de Aiud esta datada en más de 18.000 años de antigüedad. Además de su extraña composición con metales como aluminio, cobre silicio, zinc, plomo, estaño, circonio, cadmio, níquel, cobalto, bismuto, plata y galium, este objeto fue datado inicialmente con una antigüedad de unos 400 años, pero al retirarle una capa de óxido superficial que la cubría cambiaron su datación ya no en cientos sino en miles años, gracias a los estudios realizados por los arqueólogos Fischinger y Niederkorn. Una vez se realizó este análisis, la cuña fue almacenada en el museo de historia en Transilvania.

Hasta el año 1995, otro investigador rumano, Florian Gheorghita, se topó con el artefacto en el sótano del Museo. A la cuña se le hicieron pruebas una vez más. Esta vez en dos laboratorios diferentes: el Instituto Arqueológico de Cluj-Napoca y un laboratorio suizo independiente. Las pruebas confirmaron los resultados que la databan en más de 18.000 años.

Sin embargo, Gheorghita se hallaba intrigado por su forma, que era, cuando menos, inusual, (al principio se creyó que era alguna clase de hacha prehistórica, cubierta por una pátina tal, que al principio se creyó que era de piedra, no metálica) por lo que consultó a un ingeniero aeronáutico a través de la publicación Ancient Skies (en inglés Cielos Antiguos) quien le contestó que tanto por su configuración, perforaciones ovales y patrones de abrasiones en el metal podría tratarse de la base de una pata de apoyo perteneciente al tren de aterrizaje de algún tipo de aeronave, citando como ejemplo los de los módulos lunares.

Por supuesto, hay especulaciones sobre su origen. Hay quienes creen que hace parte de naves de tecnología ancestral, concretamente una Vimana, las legendarias naves de la mitología hindú. También hay quienes creen que es directamente la pieza de una nave extraterrestre, que estuvo de paso por la tierra. Los escépticos aducen que es parte de algún tipo de maquinaria moderna, como un vehículo oruga o una excavadora, pero ello no explica por qué se halló a tanta profundidad (y junto a huesos de animales prehistóricos) ni su datación de carbono.

Es este objeto metálico uno de los tantos misterios que nos lega nuestro mundo.

Alejandro Bernal

MONOS PANAMEÑOS DAN SIGNOS DE HABER INICIADO SU PROPIA EDAD DE PIEDRA

MONOS PANAMEÑOS DAN SIGNOS DE HABER INICIADO SU PROPIA EDAD DE PIEDRA

EL MISTERIO DE LOS ILLUMINATI

EL MISTERIO DE LOS ILLUMINATI