Categorias


Visitante totales: 221540
— Google Analytics

MATA-HARI: LA FEMME FATALE MÁS CONOCIDA DEL MUNDO

MATA-HARI: LA FEMME FATALE MÁS CONOCIDA DEL MUNDO

Espía o víctima, su muerte sigue sin aclararse del todo

El 15 de octubre de 1917, hace ya 101 años, un automóvil militar salió de la prisión Saint-Lazare, en el centro de París. Dos monjas y un abogado acompañaban a la mujer que iba presa en el vehículo y cuyo destino era el pelotón de fusilamiento. Vestida con un largo abrigo y un elegante sombrero ancho, quien fuera la más famosa bailarina europea y acusada de agente doble en tiempos de guerra, Margaretha Geertruida Zelle mucho más conocida como Mata-Hari (ojo del sol en idioma Malayo).

Nacida en Leeuwarden, su progenitora murió cuando ella tenía 15 años y su padre, Adam, un próspero comerciante de sombreros holandés que invirtió con éxito en la industria petrolera, la mimó y le dio excelente educación, hasta que las inversiones acabaron en desastre y la joven acabó viviendo con unos parientes separada de sus hermanos.

Tratando de huir de la miseria y buscando vivir aventuras, a los 18 años atendió una solicitud de matrimonio que apareció en los anuncios personales del periódico y se casó al cabo de cuatro meses con Rudolf John MacLeod, un capitán de 39 años con el que se marchó a vivir a Indonesia, entonces colonia holandesa, donde él trabajaba como militar. Se dice que a ella siempre le gustaron los hombres mayores y aún más si vestían uniformes

El matrimonio distaba de ser una maravilla: MacLeod era un alcohólico que le propinaba palizas a menudo y que exhibía abiertamente a su amante. Ella trató de vivir una temporada con otro oficial, pero regresó con su esposo cuando él se lo pidió. Entre la desatención de un esposo ebrio y que no le prestaba atención suficiente conoció todo el exotismo de oriente: la forma de ver la vida, las diversiones, el sexo y los rituales y bailes típicos.

mathari.jpg

El nacimiento de sus dos hijos complicó aún más las cosas: Norman-John (nacido en 1897) y Louise Jeanne (nacida en 1898) solo la ataban más a su matrimonio, pero la situación fue aun peor cuando en 1899 sus dos hijos fueron envenenados; hay quien dice que por orden de un enemigo de MacLeod, otros afirman que fueron sus propios criados, hartos de los malos tratos del matrimonio e incluso se especula que fue una consecuencia de la sífilis transmitida por los padres. Su único varón murió y la pequeña logró sobrevivir, pero esto fue el final de la unión.

mata 1.jpg

Margaretha regresa a Holanda en 1902 con su hija, pero ante la inasistencia alimentaria de su marido, debió ceder su custodia de su pequeña. Se mudó a París, donde intentó ganarse la vida dando lecciones de piano y alemán y ofreciéndose como dama de compañía, pero nada resultaba. En su correspondencia afirmaba que pensó en suicidarse tras perder “a mi pequeña, mi casa y mi confort”.

Inició una carrera como modelo para artistas y en 1905 empezó a exhibir sus danzas, bajo el nombre de Lady McLeod, afirmando que las había aprendido en importantes templos en Java. Sus bailes empezaban con un vestuario muy elaborado y terminaban con ella cubierta solo con su sostén y no por pudor o miedo a las leyes de la época, sino a que se sentía avergonzada de sus pechos pequeños (inusuales en una madre de dos niños) por lo que casi siempre ponía excusas para exhibirlos.

matahar.jpeg

Pese a ello, su espectáculo era un éxito rotundo; Bajo su nueva identidad de Mata Hari, bailó en los escenarios más importantes de Europa: de la Ópera de París a La Scala de Milán. Pronto creció su fama y frecuentó a hombres ricos, políticos y militares que ya no solo querían que bailara para ellos en privado, sino que deseaban ser sus amantes.

Con la intención de sacar la mayor cantidad de rédito posible a su físico accedía, pese a que en sus cartas también confesaba que la relación con su exmarido le había provocado una enorme aversión por el sexo, sin embargo, entre 1904 y la I Guerra Mundial fue la cortesana más famosa de la época, conoció todas las ciudades de Europa y no pocos secretos de política gracias a las confidencias de alcoba. Sus viajes por toda Europa, sus contactos con la élite y sus numerosos amantes la convierten en un personaje cuando menos, molesto, pero en realidad, muy sospechoso.

mata-hari-1.jpg

Según dicen las investigaciones, aprovechó su agenda de conocidos en ambos bandos para ofrecer sus servicios a Kraemer, el jefe de la inteligencia alemana, con la esperanza de regresar a su natal (y neutral) Holanda con sus pertenencias a salvo. Pero en 1915, siendo amante de un oficial alemán, despertó las sospechas de la inteligencia aliada, que empezó a vigilarla. En 1916, Mata Hari volvió a París siendo acosada por el capitán Ladoux, jefe de la inteligencia francesa quien andaba tras sus pasos y le ofreció trabajar como agente doble para Francia. Ella lo pensó dos semanas y finalmente aceptó.

El 13 de febrero de 1917 fue arrestada en su habitación de del hotel Elysèe Palace de París. Cuenta la leyenda que salió desnuda de la habitación repartiendo bombones a sus captores con la esperanza de que no la capturaran, ardid que no funcionó. Acusada de ser una espía de Alemania, se le atribuyó la muerte de cientos de aliados. Su amante Vadim Maslov se refirió a ella con el término de «mujer aventurera», una vez que supo de su encarcelamiento.

Fue sometida a juicio en Francia el 24 de julio de 1917, acusada de ser una agente llamada “H21” pronunció la célebre frase:

¡Cortesana si, espía jamás! Soy Holandesa

Sin embargo, las muchas mentiras y fábulas que había creado sobre sí misma, la desacreditaron y en un juicio sin pruebas concluyentes fue condenada a muerte por unanimidad. Además, sus bienes fueron confiscados para pagar los costes del juicio.

Se vistió cuidadosa y elegantemente, se negó a que le vendaran los ojos y que la ataran al poste, arrojó un beso de despedida a sus ejecutores y de los 12 soldados que constituían el pelotón de fusilamiento, solo acertaron cuatro disparos sobre ella: dos en sus piernas y dos en su pecho (quizá por admiradores piadosos), uno de los cuales le fulminó el corazón, causándole la muerte instantánea. Fue rematada con un innecesario disparo en la sien. Solo tenía 41 años.

mata hari fusilamiento.jpg

Ningún familiar reclamó su cadáver, por lo que se disecó y empleó para el aprendizaje de anatomía de los estudiantes de la Facultad de Medicina Francesa, como era habitual en la época. Se cuenta que en algún momento al parecer alguien lo sustrajo.

En el centenario de su fallecimiento, su ciudad natal pidió una revisión de su caso para limpiar su nombre, lo que no prosperó y al desclasificarse los documentos de su juicio se vio que las pruebas no se sostendrían en un juicio de la época actual y que, por tanto, seguirá siendo un misterio si la bella mujer fue un espía, una agente doble, triple o solo una cortesana ambiciosa, que jugó con fuego.

Sin embargo, su nombre aun es recordado, es un ícono feminista, intrigante, fascinante y enigmático que logró que su leyenda perdurara para siempre.

Helia Fierro

STEPHEN HAWKING TEMÍA POR EL SURGIMIENTO DE UNA RAZA DE SUPERHUMANOS

STEPHEN HAWKING TEMÍA POR EL SURGIMIENTO DE UNA RAZA DE SUPERHUMANOS

CÓMO UN PAN HECHO CON CUCARACHAS PUEDE AYUDAR A SOLUCIONAR EL HAMBRE EN EL FUTURO

CÓMO UN PAN HECHO CON CUCARACHAS PUEDE AYUDAR A SOLUCIONAR EL HAMBRE EN EL FUTURO