Categorias


Visitante totales: 141355
— Google Analytics

¿QUÉ SE COMIÓ DURANTE LA ÚLTIMA CENA?

¿QUÉ SE COMIÓ DURANTE LA ÚLTIMA CENA?

El menú de la comida más famosa del mundo

Las creencias cristianas (ya sean católicas, protestantes o cualquier otra basada en estas) han celebrado en estos días la llamada “Semana Mayor” en donde se conmemora la pasión y muerte redentora de Jesucristo. Y dentro de las tradiciones correspondientes, cobra especial relevancia la llamada última cena, pues en ella Jesús anuncia que será sacrificado para expiar los pecados de toda la humanidad.

La Biblia es el referente obligado para saber cuál fue esa última cena, pero su descripción no es muy precisa por lo que ha dado lugar a cientos de especulaciones. En 3 de los 4 evangelios canónicos se describe esta escena, el evangelio de Juan la pasa por alto y en los evangelios apócrifos tampoco se hace mención de la misma. Como dice Javier Sierra en su novela La Cena Secreta: “Sólo podemos elucubrar el posible menú de aquella importante cena, basándonos en la tradición que la Iglesia católica popularizó a partir del siglo IV”.

la cena secreta.jpg

Para para hablar de lo que hubo en esa mesa, debemos tener en cuenta que se celebró en la pascua, una de las celebraciones más importantes para los judíos y que el menú debió ser acorde a la ocasión. Sin lugar a dudas hubo vino y pan, ya que son los únicos alimentos que se mencionan de manera explícita en la Biblia, y es en esta escena donde se institucionaliza la eucaristía, convirtiendo Jesús el Pan en su cuerpo y el vino en su sangre, de ahí la creencia en la transubstanciación.

La gran mayoría de estudiosos coinciden en que el pan no era un pan cualquiera, era el pan de la pascua judía, un pan sin levadura (similar al pan pita de hoy día) que recordaba la prisa con que los judíos debieron abandonar Egipto y aunque en la biblia Jesús parte un pan para sus discípulos, es obvio que esta era una imagen simbólica y que el pan abundaba.

El vino, sin duda era vino tinto, en la época eran infrecuentes los vinos blancos y su color profundo recordaría la sangre derramada. Algunos estudiosos como Mado Martínez, (en su libro “La cocina de la Biblia”) especulan que sería vino producido con uvas Syrah, comunes en esa región del mundo y que dan un vino de sabor fuerte y que en climas cálidos se torna de un color rojo muy oscuro. Importante elemento este, pues de él se desprende la leyenda del Santo Grial.

mado martinez la cocina de la biblia.jpg

En los evangelios de Mateo y Marcos el vino y el pan se comparten “mientras comían”, en cambio en el de Lucas dice “De igual manera, después que hubo cenado…” por lo que nos queda claro que no eran los únicos alimentos disponibles. Teniendo en cuenta las tradiciones del pueblo del que Jesús y sus discípulos eran originarios, debía haber también hierbas amargas pero frescas (el encurtirlas o cocinarlas haría que pierdan su significado y se considerarían no válidas dentro del ritual) que pueden ser apio, perejil, rábano picante, remolacha y lechuga romana.

ultima cena dali.jpg

Muy importante es el cordero asado, menor de un año, sin imperfecciones en la piel y sacrificado a la manera ritual judía. Aunque muchos historiadores coinciden en que era un alimento costoso y especulan que no todas las familias podrían pagarlo, lo cierto es que los judíos eran muy cuidadosos con sus rituales y hay evidencias de que era muy posible que varias familias compartieran un solo cordero y lo costearan entre todos.

En la Biblia se menciona que ya Jesús tenía claro donde celebraría la pascua, pues dio a sus discípulos indicaciones precisas para ponerse en contacto con una persona que muy posiblemente le habría ofrecido no solo el alojamiento sino también las viandas, pues no es un secreto que también había personas acomodadas dentro de los seguidores de Jesús, por lo que se cree que no eran estos los únicos platos. Muy posiblemente había frutas varias (dátiles y granadas) pescado (como lo pintó Da Vinci en su célebre obra “la ultima cena”) aceitunas y algunos dulces como pistachos y miel.

Sin embargo, solo podemos estar seguros del vino y el pan, pero es un hecho que la cena de ese día cambió para siempre la historia de la humanidad.

Alejandro Bernal

EL INFAME EXPERIMENTO TUSKEGEE

EL INFAME EXPERIMENTO TUSKEGEE

EXPERTO VATICINA PRÓXIMO COLAPSO ECONÓMICO MUNDIAL

EXPERTO VATICINA PRÓXIMO COLAPSO ECONÓMICO MUNDIAL