Categorias


Visitante totales: 165055
— Google Analytics

"TIENES ESPÍRITUS MALIGNOS DENTRO": 18 AÑOS POR ABUSO SEXUAL DE DOS AMIGAS DE SU HIJA

"TIENES ESPÍRITUS MALIGNOS DENTRO": 18 AÑOS POR ABUSO SEXUAL DE DOS AMIGAS DE SU HIJA

Condenado un matrimonio que atemorizaba a las amigas de la hija de ambos haciéndoles creer que estaban poseídas

La Sección Segunda de la Audiencia de Barcelona acaba de condenar a un matrimonio por el abuso sexual continuado de dos menores, amigas de la hija de ambos, a las que atemorizaban haciéndoles creer que estaban poseídas y que sus padres sufrirían daños terribles si no accedían a las exigencias del varón. Tres magistrados han impuesto 18 años al hombre y nueve años y dos meses de prisión a la mujer, como cómplice. "Tenéis espíritus malignos dentro", decían a las pequeñas.

La sentencia, hecha pública este martes, detalla cómo Javier García utilizó durante años su domicilio para cometer el delito. Con el fin de lograr su objetivo, atemorizaba a las niñas y les explicaba que, si no accedían a practicar los rituales sexuales, sus familiares estarían en peligro y "les ocurrirían cosas malas". Aseguraba que pertenecía a la 'orden de Odín' y que solo las violaciones que llevaba a cabo servirían para proteger a las menores y sus más allegados.

Por ejemplo, a una de ellas le explicó que sus padres podrían sufrir un accidente e incluso morir, a la vez que el negocio de la madre podría verse seriamente perjudicado, mientras que a la otra le dijo que su hermana pequeña moriría. Si alguna de las dos no cedía, el supuesto rito de 'protección' perdía efecto y no servía. Llegaba a fijar en algunos casos las fechas en que debían acudir al domicilio para la realización de la práctica sexual.

Esta situación se alargó desde junio de 2013 hasta enero de 2014, meses durante los cuales el condenado abusó de las menores, que entonces tenían 15 años. Insistió durante todo ese tiempo en que, como enviado de Odín, la única manera de lograr sacar el mal de su interior era permitiendo que se le sometiera a todo tipo de prácticas sexuales.

La esposa "no solo conocía y consentía las prácticas sexuales de su marido con las amigas de su hija, sino que colaboró en el desarrollo de las mismas, indicándoles que deberían acceder a las prácticas para evitar males mayores". También repetía el anuncio de males efectuados por el hombre y fijó, en algunos casos, las fechas en que debían acudir al domicilio para tener sexo.

imagen-sin-titulo.jpg

Los presuntos ritos, disfrazados de prácticas purificadoras contra el vudú y el mal de ojo, servían —según las afirmaciones del condenado— para limpiar "malas energías" y evitaban "malas influencias". A las menores "se les fue generando una situación de temor y, dado que se trataba del padre de su mejor amiga", accedieron a las prácticas. Cuando sus voluntades flaqueaban y se planteaban cesar en las prácticas descritas, "eran amenazadas" de nuevo.

En el presente caso, el tribunal ha considerado que, si bien las dos víctimas excluyeron la utilización de violencia física, las prácticas sexuales se realizaron mediante el empleo de intimidación.

Redacción Un Mundo de Misterio

EL DESPIADADO ASESINO EN SERIE ANATOLY SLIVKO

EL DESPIADADO ASESINO EN SERIE ANATOLY SLIVKO

HORDAS DE RATAS GIGANTES INVADEN UNA CIUDAD BRITÁNICA

HORDAS DE RATAS GIGANTES INVADEN UNA CIUDAD BRITÁNICA