Categorias


Visitante totales: 190313
— Google Analytics

UN VELO DE MISTERIO SOBRE LA MUERTE DE MARILYN MONROE

UN VELO DE MISTERIO SOBRE LA MUERTE DE MARILYN MONROE

Más de cinco décadas después la conspiración sigue al orden del día

Tierna y pícara, dulce e ingenua, bomba sexy… las palabras para describir a la estrella Marilyn Monroe se agotan hablando de su belleza, de su talento como actriz, de sus tres matrimonios… pero la pregunta que siempre ha rondado la mente de sus muchos admiradores es ¿qué pasó realmente en aquella habitación la noche del 5 al 6 de agosto del año 1962?

Marilyn_Monroe.jpg

"La acompañaba la muerte. Bajo su belleza y su glamur uno tenía la sensación de que la muerte seguía en todo momento a Marilyn…", escribía sobre ella Arthur Miller, su tercer y último marido

Las teorías acerca de su deceso abundan, por ejemplo, aquella que dice que su fallecimiento fue un montaje y que (al igual que Elvis) sigue con vida, retirada de la fama en un pequeño pueblito de los Estados Unidos, pero según los reportes oficiales, ella murió por una sobredosis de barbitúricos, siendo encontrada boca abajo, desnuda en su cama (lo que no era extraño, porque en una famosa entrevista afirmó dormir de esa manera) por su ama de llaves Eunice Murray. Por eso se cerró el caso como suicidio, respaldado por no menos de tres intentos previos.

Pero aparte de la versión oficial, existe la teoría del suicidio accidental que plantea que Marilyn tomó las pastillas por accidente, sin desear morir realmente. Para nadie es un secreto que la actriz tenía serios problemas de depresión, insomnio y era dependiente de drogas recetadas, tal como lo eran y lo son muchas estrellas de la gran pantalla, a tal punto que muchos consideran que las drogas ya se habían acumulado en su organismo provocando el fatal desenlace y que bastaban unas pocas pastillas para matarla.

Estas teorías se avalan por los problemas previos de la actriz, el divorcio de su tercer esposo, (además de los previos), su despido de la que sería su última película “Something's Got to Give” (Algo para dar) y las muchas llamadas que realizó la noche de su muerte, como la que hizo a viejo amigo Peter Lawford, de quien se despidió con el siguiente mensaje: “Dile adiós a Pat (su publicista), dile adiós al presidente y adiós a ti porque eres un chico muy agradable”. Incluso su teléfono se encontró descolgado, junto a su cama.

Pero, si todo fue un suicidio o un accidente ¿por qué hay tantas inconsistencias en su muerte? Su habitación estaba sospechosamente organizada y limpiada a fondo y la mucama Eunice Murray, a pesar de haber sido despedida ese mismo día, se encontraba lavando sábanas a las 3 a.m. Más llamativo aún resultó la ausencia de vasos con agua o las pastillas que supuestamente había ingerido en su lecho de muerte.

Las primeras personas que fueron notificadas del fallecimiento de la actriz fueron su psiquiatra personal, el Dr. Ralph Greenson y su médico, el Doctor Engelberg, después de que su ama de llaves la encontró sin vida en la madrugada. La policía llegó a la escena hasta después de las 4 de la mañana, hallándola tendida de costado, cubierta con una sábana y con las manos hacia abajo, pero según la autopsia, el cadáver tuvo que ser movido ya que el rigor mortis y otros signos apuntaban a que había fallecido boca arriba. Además de ello, descubrieron en la artista signos de violencia como fuertes moretones en su cara y cuerpo.

Tanto el diario personal de la actriz, que debía estar guardado en una pequeña caja bajo llave, como los registros telefónicos de esa noche desaparecieron. El tanatólogo Thomas Noguchi no halló restos de barbitúricos en el estómago de la intérprete y al examinarlo lo vio “casi vacío”. En un informe sobre la autopsia comentó: “No se hallan residuos de pastillas”, en cambio, se encontró una sospechosa decoloración en el colon, que sugiere un enema antes de la muerte. ¿De dónde salió la versión de que ella había ingerido nada menos que 40 pastillas de barbitúrico para morir?

Además de lo anterior, varias de las muestras de sus órganos que fueron enviadas para su autopsia y estudio, fueron misteriosamente destruidas y no pudieron hacerles las pruebas toxicológicas debidas. Las únicas que pudieron salvarse fueron las muestras de su sangre e hígado. Se sabe con certeza que Robert Kennedy fue a verla el día de su muerte en horas de la mañana y que tuvieron una fuerte discusión. ¿Hasta qué punto estuvieron implicados el Senador Kennedy y su hermano en la muerte de la actriz?

book.jpg

Hasta el día de hoy siguen surgiendo polémicas y especulaciones sobre su muerte. En el libro “Pardon My Hearse” (Perdón por mi coche fúnebre) de Allan Abott y Ron Hast se afirma, por ejemplo, que la actriz no se había teñido el cabello en semanas (aunque las fotografías de su muerte la muestran tan rubia como siempre) y que usaba unos pequeños rellenos sobre sus pechos para realzar su vestimenta, entre otras revelaciones sobre su autopsia, de las que no hay manera de demostrar si son o no correctas del todo.

Entre las teorías más aceptadas está que la Familia Kennedy (John Fitzgerald y su hermano Robert, ya sea por separado o poniéndose de acuerdo), tuvo que ver mucho con su muerte. Ya sea porque ella iba a hacer público el romance que sostenía con los dos hermanos, porque conocía secretos de estado (que le habrían sido confiados en los momentos de pasión) y entre ellos, la existencia comprobada de vida alienígena y cómo el gobierno lo estuvo ocultando. Pero por supuesto nada de ello puede ser comprobado.

Lo único cierto parece ser que, junto al asesinato de quien fuera su amante, John F. Kennedy, esta es una de las muertes más intrigantes y misteriosas del último siglo.

Helia Fierro

DESCUBREN UNA CIUDAD SUBTERRÁNEA PREHISPÁNICA EN BOLIVIA CON UNA PIRÁMIDE

DESCUBREN UNA CIUDAD SUBTERRÁNEA PREHISPÁNICA EN BOLIVIA CON UNA PIRÁMIDE

DESCUBRIMIENTO HISTÓRICO DE UNA FUENTE DE ‘PARTÍCULAS FANTASMA’ DE ALTA ENERGÍA

DESCUBRIMIENTO HISTÓRICO DE UNA FUENTE DE ‘PARTÍCULAS FANTASMA’ DE ALTA ENERGÍA